¡Sí! Y no es una moda, de hecho. Desde la antigüedad, el jengibre ha sido conocido por sus propiedades medicinales y curativas.