¿Es cierto que el jengibre ayuda a prevenir los resfriados y gripe?

¡Sí! Y no es una moda, de hecho. Desde la antigüedad, el jengibre ha sido conocido por sus propiedades medicinales y curativas.

 

Por ejemplo, se sabe que en invierno es bueno tomar vitamina C y que el jengibre es rico en esta vitamina. También es rico en vitamina A y vitamina E, magnesio, fósforo, zinc, potasio, hierro, betacaroteno y calcio. Todas estas características lo convierten en un poderoso remedio natural contra las dolencias más comunes, especialmente las de temporada.

 

El jengibre es un estimulante del sistema inmunitario y tiene propiedades antivirales y antitóxicas. Al tomarlo, el cuerpo es inducido a un estado de sudoración y expulsión de calor: excelente para bajar la fiebre leve y, en general, para desintoxicar el cuerpo de forma natural y acelerar el proceso de curación.

 

¿Estás sintiendo los primeros síntomas de un resfriado? También en este caso, el jengibre es una ayuda válida: si se bebe caliente (por ejemplo, en té o infusiones), disuelve el moco y libera los bronquios.

 

Entonces, si quieres superar la temporada de frío sin sufrir las diversas dolencias, ¡toma jengibre!